ir arriba

martes, 6 de enero de 2009

La élite de los títulos de crédito

Ay los títulos de crédito, esos grandes olvidados del cine...ineludibles en cualquier filme y a los que no prestamos ni la más mínima atención pese a ser algo más que un montón de nombres propios.

Cuando pienso en Catch me if you can o Sweeney Todd, por decir dos al azar, sólo me vienen a la cabeza sus títulos de crédito, claro ejemplo de una una intro que destaca por encima de la propia película. Y es que una buena carta de presentación, una elegante despedida, o ambas cosas, son una apuesta segura para encandilar al espectador, el cual se predispone a devorar la película como si de un filete se tratase. Siempre acompañados de una banda sonora apropiada, los títulos de crédito son pequeñas obras de arte que llevan consigo horas de trabajo y elaboración, porque no todo se hace a base de photoshop y programitas para 3D, que los créditos son tan viejos como el propio cine.

El creador de los títulos de crédito de las películas de Hitchcock, Saul Bass dio el primer paso en la creación de una industria que cuenta con sus propias empresas de títulos y motion graphics, tal y como ha ido pasando a lo largo de las décadas con los efectos especiales. Imaginary Forces, propiedad de Kyle Cooper (responsable de los créditos iniciales de Seven), es uno de los estudios de diseño y producción de títulos de crédito más importante del mundo, y a su vez es la culpable de elaborar las "opening title sequences" de todas las películas basadas en cómics de la Marvel.Pero no por contar con millones de dólares de presupuesto un filme va a tener unos títulos de crédito para caerse de culo. El cine independiente, que poco tiene que envidiarle a las superproducciones de Hollywood, estira de la imaginación de jóvenes creadores para elaborar auténticas obras de arte, como es el caso de los títulos de Napoleon Dynamite o Juno, dos claros ejemplos de todo el rollo que estoy soltando.

Y si alguien quiere indagar en el apasionante mundo de las letritas que salen al principio de las películas y a las que muchas veces no hacemos ni puñetero caso, aquí va mi top ten.

1. Casino Royale (2006)


2.American Splendor


3. Cómo ser John Malcovich


4. Se7en


5. El señor de la guerra


6. Kiss Kiss Bang Bang


7.The Ring


8. Dexter


9. Sympathy For Lady Vengeance


10.Dawn of the dead

No me iba a olvidar de dos películas cuyos créditos no están hechos a base de programitas de Adobe y tecnologías varias, pero que son la prueba fehaciente de que con una buena banda sonora se pueden crear verdaderas maravillas. Claro, que estamos hablando de Tarantino y Tarsem, ahí es nada.

Jackie Brown


The Fall

2 comentarios:

* dijo...

los creditos del final de shot'em up también son espectaculares. lamentablemente, no los he encontrado..

* dijo...

ah, pos sí. sí los encontré..

http://www.youtube.com/watch?v=3ywuLFtMlK8

^ ^)y